Guitarrista George Harris: vivir en la música

¿El concierto más extraño que jamás haya tocado George Harris? Es fácil.

A fines de la década de 1970, el enjuto guitarrista, apenas salido de Seminole High School, trabajó en la banda de acompañamiento de Rock and Roll Heaven, una gira con cantantes que «se parecían» a Elvis Presley, Janis Joplin, Jim Morrison y otros artistas que tristemente arrastrado fuera de esta bobina.

El plan del jefe Danny O’Day, recordó Harris, «tenía todos los ángulos del engaño. La imagen promocional tenía a todos sentados con una gasa en la cara; la implicación era que alguien se sometió a una cirugía plástica para parecerse a esta estrella de rock muerta. Dolía muchísimo». este.» Tres de los «clones» fueron entrevistados por un risueño Tom Snyder en la televisión nacional.

De hecho, los jugadores no parecen celebridades que hayan sido «cambiadas quirúrgicamente» casi de la misma manera.

Cuando el espectáculo llegó a Las Vegas, «Algunas personas de la piedra esta rodando «Ven e investiga sobre nosotros, y hazlo lo más duro que puedas», dijo Harris. «Y véndelo durante meses, sólo con la solidez de un artículo».

Sin embargo, una vez que la novedad desaparece, el dinero se acaba y O’Day envía a todos a hacer las maletas. Harris, para entonces, ya se había detenido.

Afortunadamente, la integridad de Harris permaneció intacta y ahora, de 63 años, es uno de los músicos más respetados del condado de Pinellas. Fue el hacha del concierto del «power trio» del miércoles por la noche, se llamaba Experiencia de rock clásico, en el Teatro Palladium. Al frente de la banda está el baterista Steve Luongo y Angus McEachern en el bajo.

Será un concierto ruidoso, lleno de artistas como Cream, Robin Trower y The Jimi Hendrix Experience.

Steve Luongo

Luongo, miembro fundador del coro Rat Race de Nueva York, fue el baterista elegido por la banda solista del bajista John Entwistle de Who. Tocó con la leyenda de la guitarra Leslie West y otros pesos pesados.

También es el baterista del cantante Robin Zander, famoso por Cheap Trick, quien reside en Safety Harbor y es amigo de George Harris.

Luongo y Harris han tocado juntos en muchas ocasiones, con la banda de Zander y en otras configuraciones.

El espectáculo del miércoles por la noche, dijo Harris, «será fantástico». Tres músicos cantan.

«Es algo que hice en la escuela secundaria y no he vuelto a jugar desde entonces», se ríe. «Es como un niño».

Encuentre información y entradas para el espectáculo del miércoles aquí.

El padre de Harris estaba en la administración del motel y Los viajes familiares continúan. George nació en Kansas y pasó sus primeros años en Mesa, Arizona. Donde tocó en su primer concierto en un club, bueno, más o menos, como baterista de 6 años en un combo probablemente llamado Mellow Delighters. En la reserva india (donde vivía el pueblo Harris en ese momento).

Su madre le contó su historia y el grupo actuó. El show de Mike Douglas. «No recuerdo esto», Harris se encoge de hombros.

Recuerda que la batería infantil no cabía en el auto cuando su familia hizo las maletas y se mudó a Coralville, Iowa. Durante su estancia de tres años en una ciudad del medio oeste, el joven George aprendió a tocar el acordeón y tomó lecciones. Estudió teoría musical. Aprendió a leer música.

Después de que el rock ‘n’ roll entró en su vida, el incómodo acordeón dio paso a la guitarra. Consiguió su primera guitarra eléctrica, una Gibson SG de 1962, en 1970, por 200 dólares. «Recuerdo que le dije a mi madre: no puedes tocar Black Sabbath en el acordeón». Pero lo bueno es que tú puedes. Pregúntale a Weird Al».

Papá fue nombrado gerente del Holiday Inn en Madeira Beach, Florida, lo más lejos culturalmente posible de la provincia de Iowa, y George Harris encontró un mundo que pasa del blanco y negro al tecnicolor.

Nada será lo mismo otra vez. En los polifónicos años 70, devoraba música: desde hard rock y metal naciente hasta power pop, jazz fusión y… bueno, qué más le llamaba la atención.

En la playa, visitaba con frecuencia el club de rock del barrio, Skip’s. Era joven, pero su padre conocía al propio Skip, por lo que a George se le permitió mirar y bailar con la banda en vivo.

Fue aceptado en la banda de jazz de Seminole High, como bajista. El líder de la banda era John Lamb, que había tocado el bajo con Duke Ellington durante muchos años.

Bajo la tutela del maestro guitarrista del área de la bahía Brad Carlton, Harris perfeccionó su técnica y mejoró su oído. «Él inmediatamente dijo: No os enseñaré canciones, os enseñaré yo mismo. Quiero enseñarte a estudiar.»

Más de 40 años después, Harris guardaba uno de los cuadernos de las lecciones de Carlton en el estuche de su guitarra.

Todavía estaba en la escuela secundaria cuando Carlton lo colocó en el personal docente de la tienda, enseñando guitarra a principiantes. A partir de ahí, empezó a conseguir citas en clubes, «Cualquier espectáculo en el que pudiera participar, como una mala banda de rock y mucha música country. Ahí es donde terminé yendo en mi primer viaje por carretera».

El señor Harris, enfatizó, siempre fue un apoyo. Pensó que sería una buena experiencia. «Estoy seguro de que lo hicimos sonar mucho más glamoroso de lo que es», se rió Harris.

Comenzó una historia de amor de toda la vida con el proceso de grabación en Panda Productions, un estudio independiente en Clearwater, donde fue contratado para tocar en sesiones. «Simplemente me lancé y aprendí todo lo que pude, y afortunadamente conocí a alguien que me enseñó», dijo Harris. «Y estoy muy feliz. ¡Guau, tengo una grabadora! Y equipo, reverberaciones y ecos, ¡y puedo hacer cosas!

De la revista musical Tampa Bay Players, 1993.

Finalmente compró Panda y dirigió el lugar durante más de 20 años. «Conseguimos el primer equipo ProTools grande en Florida Central», recuerda con orgullo. El tipo que dirigía el otro estudio de la ciudad dudó: «Quédate con tu grabadora», dijo. «Nadie quiere grabarlo en una computadora».

En 1994, los miembros de Stranger, entonces la banda de rock más popular de esta parte de Florida, vinieron a Panda para grabar su último álbum, Perro enojado.

Los guitarristas son una fraternidad cerrada, Harris y el guitarrista de Stranger, Ronnie Garvin, se conocen. «Ronnie y yo somos como guisantes en una vaina», dijo Harris. «Consigue algunos amplificadores Marshall ruidosos y una Stratocaster y hazlo». Garvin murió dos años después.

Harris y el cantante principal de Stranger, Greg Billings, formaron una alianza musical que perdura hasta el día de hoy. «Recuerdo que le mostró algo a Ronnie, tocando una guitarra, y yo dije: ‘¿Qué diablos?'», recuerda Billings. “Y Ronnie me miró y se fue. este chico puede jugar. Nunca olvidaré eso.»

Harris, marginado por un ataque de poliquistosis renal (PKD), pasó ocho años sometido a diálisis; durante los últimos tres, estuvo conectado a una máquina 12 horas al día, todos los días.

Aunque tuvo que dejar el estudio, continuó tocando con Billings, Zander y el cantante de AC/DC Brian Johnson, residente de Sarasota. A veces, recuerda, estaba demasiado enfermo para pararse frente al público, pero de todos modos tocaba en conciertos.

«Honestamente, todavía creo que estoy aquí. El médico seguía diciendo: ‘No sabes lo enfermo que estás, no deberías salir’. Pero yo decía: ‘¿Qué voy a hacer? No voy a estar holgazaneando todo el tiempo. Eso me va a matar'».

En 2015, Harris recibió un trasplante de riñón y su salud dio un giro de 180 grados. Todavía toca con Billings, como parte de la banda Stay Up Lates. «Tiene un gran sentimiento y toca grandes solos», dijo Billings. «Cantaba conmigo armonías agudas; tenía buen oído y era un buen amigo».

Hoy, Harris opera Creative World Recording, un estudio de servicio completo en Largo. Muchos de los mejores músicos de la zona están grabando. Eso es suficiente para la calidad de estudio, por supuesto, pero sobre todo es como trabajar con George Harris.

Ya sea que esté detrás de la mesa de mezclas o llorando en su Stratocaster, Harris está como en casa. Y todavía de vez en cuando toca el acordeón.

«¿Qué quiero hacer, ser contador?» dicho. «No sé hacer nada más. No puedo trabajar. Nunca he trabajado en mi vida».

Sobre Creative World Recording: Harris con el guitarrista de blues Damon Fowler. Foto de Bill DeYoung.

Puede interesarte

La leyenda de la guitarra Albert Lee trae la fiesta a City Winery

Hay un videoclip clásico en Youtube del guitarrista Albert Lee en el estudio alrededor de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *